Poesía:

En el infinito de sus ojos

Por: Javier R. Cinacchi
"Poesias de la vida, libro 2"
Sexta edición


En el infinito de su oscura pupila,
mi mente se extravía.
Su suspiro de amor inflama,
de mi corazón la llama.

Sus labios sonríen y fuego irradian,
se vuelve lo que era hielo, agua.
Las noches así se iluminan,
al mirarme en sus ojos la dicha.

Son sus suaves besos,
el paraíso del enamorado.
Cuando solo el bien envuelve,
y la dulzura se siente.

Son sus apretados abrazos,
los que preocupaciones alejan,
porque callan por el amor,
y tras ellos, el infinito susurra.

De la soledad el remedio,
en el invierno el mejor abrigo,
de la belleza el gran poema,
sus curvas notorias armonías.

¿Cómo decirle cuánto la amo?
Si en el infinito de sus ojos me silencio,
extraviándome en su mirada.
Sí, al verla callo.