Poesía:

Cuatro guerreros y una niña

Por: Javier R. Cinacchi
"Poesias de la vida, libro 2"
Sexta edición


¡Corre dulce niña, han llegado los guerreros!
Súbete al gran caballo alado y vete lejos,
sus caballos están cansados, sus cascos oxidados,
la guerra han perdido y por ti vienen gritando.

La ira se refleja en sus ojos, en su alma el vacío,
son cuatro, al mundo casi han destruido.
Hijos de Orgullo y Enfado;
su jefe, Odio; Maldad el fiel soldado.

Dulce niña de ojos que muestran amor,
tú que con la sonrisa diste fuerza al mundo.
Corre lejos, por ti temo, frágil corazón,
hija de Esperanza y la Pura Pasión.

Sí, se que tu luz los ha vencido,
pero hoy lloran muchos de amor.
Odio viene, repleto de rencor.
Ve con tus padres, ya vienen los guerreros.

¡Corre dulce niña, han llegado ya!
Aunque por su esencia han fracasado...
¡Sí, vuela alto, que al cielo ni pueden mirar!
No muy alto Amor, tú eres la que los ha humillado.