Poesía:

Quiero hablar y no quiero

Por: Javier R. Cinacchi
"Poesias de la vida, libro 2"
Sexta edición


Quiero hablar y no quiero,
del día en que mis ojos cierre,
para abrirlos en el mundo,
donde feliz esté siempre.

De aquella hora, si puede ser,
mi pequeña petición.
No quiero el triste velorio,
ni flores rodeen mi cuerpo herido.

Sin pena y sin gloria,
me lleven al encuentro,
de mis restos con la tierra,
de la cual estoy hecho.

Aunque del cielo no vea,
por favor, solo una rosa;
roja ella y sintética,
sobre el cemento posea.

Próxima donde tenía,
el corazón que palpita,
siempre intentando alegría,
aunque la nube venga.

Que el sol y el rocío,
derramen sobre sus pétalos;
que los mueva el viento,
la naturaleza en su canto.

De todos siempre quedan rastros,
y eso, espero sea, una sonrisa,
o algo positivo dejado;
no, una triste ausencia.

Igual prefiero que se me extrañe,
a ser totalmente ignorado.
El silencio y olvido, al poeta le duele,
y perdón si te he defraudado.

Si puede ser pido, mi humilde petición,
mi amiga, mi amigo, y mis pedazos de cielo,
cuando viva, entre humanos en el recuerdo,
estando en el cielo, feliz, rodeado de amor.