Poesía:

Aun hay esperanza

Por: Javier R. Cinacchi
"Poesias de la vida, libro 2"
Sexta edición


Cuando duelen las palabras en la rima,
siendo oscura clara agonía;
cuando el dardo de la maldad,
ha penetrado su veneno mortal.
¡Aún hay esperanza!

Cuando ya no se puede avanzar,
aún arrastrarse hasta el final,
igual, el corazón golpea sin cesar,
porque la vida continúa.
¡Aún hay esperanza!

Puede haber grandes olas,
que el barco quieran naufragar,
aun puede: la barca se hunda,
y respirar cueste de verdad.
¡Aún hay esperanza!

Cuando pareciera solo el llorar,
se impone en su gobernar,
en la vida del alma en penas.
¡Levántate! ¡Intenta!
¡Aún hay esperanza!

Lo primero que nace,
lo último que muere,
en la vida de la gente,
a cada paso que diere,
la esperanza abrigue.

Porque es un sol
que entibia el hielo.
Porque es el aire fresco,
que te quita la calor.
Porque es agua en el desierto,
nacida del rocío...

Es la bella flor,
que al justo acompaña,
en su aroma compañero,
mientras se levanta,
¡Aún hay esperanza!
Para la meta alcanzar.