Poesía:

Burlador y burlado

Por: Javier R. Cinacchi
"Poesias de la vida, libro 2"
Sexta edición


Corre un loco lindo por la vida,
huyendo y buscándose así mismo;
le sonríe al sol y a la luna,
que con felices ojos a él lo miran.

Como la sed saciar se espera,
en fuente cristalina que emana,
entre rocas la pura agua,
mineralizada y sabrosa,
en él, buscan burladores la risa.

Sin importarles siquiera,
el llanto o enojo amargo en silencio,
que día tras día el burlado tenga…
Ante los ojos de todos humillado;
¡aún de aquella bonita chica!

Las saetas acertadas de la burla,
dan sin error en el blanco,
ocasionando la disimulada pena,
en el loco lindo; angustiado,
porque no lo han respetado.

Y el burlador en su tontera,
sigue padeciendo sin final su locura.
La pregunta: ¿Porqué su burla,
no dirige a su propia persona?
Y sabido es: ¡Mucho se enoja!

Al que burla, todos debieran,
burlarlo luego sin piedad,
hasta que suplique siquiera,
cien veces que lo dejen
un poco en paz.

¡Y he visto algunas veces,
burlarse hasta del llanto ajeno!
¿De penas, por miedo, riéndose?
¿De los defectos propios,
pero en otro, para no ser ellos?

Sospecho, en la vida,
hay muchos burlones,
que aunque ríen lloran.
La burla, no está bien,
es una carencia que se asoma.