Poesía:

Sueños fugaces

Por: Javier R. Cinacchi
"Poesias de la vida, libro 2"
Sexta edición


Sueños fugaces pueden ser
pequeñas flores,
que repentinas nacen,
y sin raíces mueren.

Gotas de lluvia en caída
que viven diminutas,
hasta cuando se disuelven
mezcladas unas con otras.

Un relámpago en el cielo
que aunque ilumine,
sucumbe en estruendo,
de lejos, su final audible.

Así, sin triste pena
ni soñada gloria,
ilusiones se esfuman,
al instante de vida.

Cuántas dejamos pasar
sin asirlas un poco siquiera,
lentos para disfrutarlas,
o simplemente llorarlas.

¡Quién puede robar la alegría
de intentar un sueño o ilusión!
Siempre valdrá más que la pena,
de nunca haberlo tenido.

Perseguir con esperanza,
perseguir y luchar,
no vivir fracasado,
sin haber intentado siquiera.

No dejar pasar repentinas,
todas las fantasías,
intentando no oírlas,
y en vacío depositándolas.