Poesía:

La vida

Por: Javier R. Cinacchi
"Poesias de la vida, libro 1"
Quinta edición

III
Un niño juró amor a una niña,
flores nacieron y murieron;
los dos crecieron y se aman,
perdurando por el tiempo.

Su amor no cesó nunca,
no fue flor de estación,
no les afectó la vida
al vivirla con fiel amor.

Fuerte es el amor de ellos,
siempre visible entre ambos.
Nacieron para estar juntos,
y no saben estar separados.

Ambos son satélites,
unidos caminan en su órbita,
en derredor de su planeta
que Amor es su nombre.

IV
Vida loca nos rodea,
cada cual con la propia;
el amor y odio es la regla,
el que no ama desprecia.

Unos caminos se chocan,
otros furiosos se unen,
algunos se destruyen,
inalcanzables o fáciles.

Cada persona su vida tiene,
reflejada en los ojos,
en las manos y en su cuerpo,
e intenta controlarle.

Luchar por vivirla
o sin poder, ignorarla;
contradictoria y única,
bajo el sol: paz y lucha.

(Puede ocurrir: unos ojos reflejan,
una persona distinta y única;
su senda se separará,
aunque su entorno no quiera.)