Poesía:

Puñales

Por: Javier R. Cinacchi
"Poesias de la vida, libro 1"
Quinta edición


Cuando habla el desaliento,
susurra suavemente;
dolorosos pensamientos:
son puñales crueles.

Resuenan, retumban,
quieren dañar, duelen,
pesan, debilitan,
hasta al más valiente.

Entonces los versos se ahogan.
Una lágrima se hace mar,
naufragando entre las horas,
que transcurren sin piedad.

Se las siente pasar,
estando adormecido.
No son muchas ellas,
pero es hondo el silencio.

Tan hondo que escucho,
el latir que siempre lucha
en el centro del duro pecho.
La fuerza de mi vida.

Un suspiro, en ese instante alcanza,
para despertar una pequeña idea.
Una esperanza así renace,
haciéndose un fuego que pelea.

Vence a puñales clavados en el pecho.
En el medio de un naufragio,
el vació deja de serlo,
muerto por la esperanza y su latido.