Poesía:

Sus ojos no son

Por: Javier R. Cinacchi
"Poesias de la vida, libro 1"
Quinta edición

Sus ojos no son del color reflejo del mar,
son negros como la espesa noche.
Sus labios no son como fuego ardiente,
son suaves chispas y pétalos de rosas.

En su cuerpo no hay imponentes montañas,
es un río manso de suaves ondulaciones.
Su voz no es melodía, bandada de aves,
es música suave, a veces silenciosa.

Su forma de ser es muy hermosa,
no es tempestad, ni es remanso.
Y aunque es tímida, me gusta,
porque es bella y la amo.

Su corazón, cofre lleno de tesoros,
esplendor, perfecta naturaleza;
lágrima de romántico que la anhela,
con toda, de su pecho la fuerza.