Poesía:

La quiero

Por: Javier R. Cinacchi
"Poesias de la vida, libro 1"
Quinta edición

Se posa un ave en una rama,
mis ojos se pierden en la mirada.
El día en la tarde gris moría,
al tiempo que el corazón se extravía.

Trato de contenerlo y no se deja,
sus abrazos busca, sus labios anhela.
Trato de ignorar pero duele, pelea,
la pasión que por ella se revela.

Se escucha el reloj, avanza,
un solitario gorrión canta.
Difícil esperar una esperanza,
y más aún si la mitad falta.

Seremos uno y no lo somos,
traviesas lágrimas lo recuerdan.
Todos somos a veces esclavos,
de lo que con pesar se espera.

No quiero a otra, solo a ella,
aunque sepa que no me quiera,
para mi es la más bella,
aunque quise me tragara la tierra,

cuando dijo: "solo amigos".
No morí, y sigo aún queriéndola,
si el fuego o cenizas quedan,
la espero porque aún la quiero.