Poesía:

Nunca pienses en detenerte

Por: Javier R. Cinacchi
"Poesias de la vida, libro 1"
Quinta edición

Quiero oír tu corazón palpitante,
que pelee, en tu pecho.
Aunque lastimado y en lloro esté,
si eres un honrado viviente,
o sobreviviente,
nunca pienses en detenerte.
Nunca pienses en detenerte,
nunca des un paso hacia atrás,
solo sigue hacia adelante,
y has un intento más.
Las huellas que dejas al pasar,
ya nadie las podrá cambiar,
aunque si ellas débiles están,
con el tiempo se perderán.
Las malas en el pasado quedan,
si te hayas de detener,
te han de alcanzar.
¡Nunca pienses en detenerte!
y has un intento más.
Aunque te persigan las ideas,
y los sueños pesadillas sean;
aunque la soledad no deje en paz,
y los días no terminen más.
Sé una fuerte ola de mar,
si una roca le ha de frenar,
por el costado avanzará.
¡Nunca des un paso hacia atrás!
Sé el viento, que una montaña,
frenar no la puede,
ni nada.
¡Solo sigue hacia delante!
Aunque amo del mundo te conviertan,
y rey de las maravillas seas,
aunque eterno y libre te hagan,
nunca lágrimas de tristeza,
angustia, o dolor de ti caigan.
A veces falta algo muy especial,
la compañía sin igual,
aunque por muchas personas,
rodeado se esté,
solo te encuentras.
Así no te quedes.
¡Has un intento más!
por más que todo tengas,
si a tu lado no está,
la felicidad, no se encuentra,
en lo que falta se pensará.
No sé lo que pase, lo que pienses,
pero si eres un justo, honrado viviente:
nunca pienses en detenerte,
nunca des un paso hacia atrás,
solo sigue hacia adelante,
y has, un intento más.